Sahara, crónica 9ª. El regreso.

045 (2) copiaDesayunaba café olé con prisas porque sabía que el motor se pararía cuando el día alcanzase los treinta y cinco. Estaba a media mañana, y  ya a treinta y dos.  Era una poblado corriente: con arrabales sucios y centro feo. Sin casco antigüo ni Corte Inglés. Cuando me acerqué a la moto un tipo que la estaba viendo me espetó en español:

-Bienvenido a Marruecos, ¿vas para el Sahara?-

-Gracias. Vengo del Aaiún.

-Muchos controles habrás pasado, ¿Qué te parece la situación? ¿Estás con los marroquís o con los saharauis?

Me puse en guardia. ..

Este tío me acababa de me meter la directa en la segunda frase, tras tan solo una expresión de cortesía. Me fijé en su aspecto: chilaba pulcra en lugar de andrajosa, barba crecida pero cuidada, pelo moreno a la par que arreglado, piel oscura sin embargo delicada. Este pavo no se ganaba la vida ni de cabrero, ni en el andamio. Era alto y más fuerte. Suficiente para pasar las pruebas de talle y físicas de la policía secreta marroquí. No era un moro cualquiera, eso seguro.

Todavía tenía el susto en el cuerpo por lo del control. Sabía que tenía que cortarle aunque pareciese grosero. Aquella mañana llevaba ya tres controles donde apuntaron mis datos. Puede que estén siguiendo por donde paso, desde el incidente en el Aaiúm. O puede que  tenga órdenes de acercarse a cualquier extranjero que venga y sonsacarle. O puede que fuese del Polisario buscando simpatizantes. O puede que un ciudadano que sabe que la información está censurada y quiere noticias verídicas de allí. El caso es que le solté:

-Allá ellos, no es mi problema.- contesté con gesto despectivo.

-Pero alguna opinión tendrás…- dijo con cara sorpresiva por mi respuesta tajante.

-No me interesa la política, tampoco entiendo. Solo he venido a viajar con mi moto. Y a pasarlo bien-

-Ya, ya, la política, es puro teatro…-

De buena gana hubiese arrancado la moto con un acelerón y que se tragase los humos allí quieto. Pero mi máquina se pararía en media hora, en cuanto el termómetro llegase a los treinta y cinco. Y estaba sin agua. No podía meterme en el desierto sin líquidos. De modo que le dije adiós al tiempo que me alejaba de él por la acera, en busca de un puestecillo.

Me siguió, dándome conversación.

-¿Buscas algo, puedo ayudarte?

-Agua-contesté laxamente.

No había manera de quitármelo de encima. Me indicó un local para comprarla, pero era un bar. Entró conmigo siguiéndome. Para mí que quería continuar hablando en un velador mientras me bebía la botella.

-No, no, esto es bar, adiós, gracias.- me despedí con la mano, con un gesto más grosero que educado, sin mirarle. Se quedó allí plantado, por fin.

103 copia117 copiaRecorrí escenarios perpétuos de cielo azul y llano amarillo. Camino del Norte se fueron las dunas. Llegó la escasa vegetación verde de mal vecindaje. Ríos tristes y resecos de piedras redondas. Asomaron valles falderos y colinas que anunciaban el Atlas. Menos camellos y algunas cabras. Más ovejas y burros degustaban matojos mirando con indeferencia los vehículos pasar. Como el que cena viendo telecinco. También asomaron viejas chozas paupérrimas donde hacian hogar sus dueños. Familias de adultos de gesto adusto, triste y resignado, con infantes de ropas viejas, sucias  y rotas. Pero de infancia feliz como ya no la conocerán más.

031La moto se paró a la temperatura prevista, pero ya no me preocupé. Solo tenía que esperar a que el sol bajase. El problema era que no iba a estar parando cada jornada al mediodía. Así tardaría una semana en llegar a Tánger.

No me quedaban ni ganas ni dinero.

Decidí que conduciría toda la noche para llegar al puerto al día siguiente. Mil quinientos kilómetros de una tacada. Trescientos por secundarias hasta Marrakech, el resto por autopista de peaje justo para tomar el ferry en Tánger. La moto aguantaría bien el frio de la noche. En cambio yo tendría que estar despierto treinta horas conduciendo sin parar.

Puede que me estén esperando en la frontera…

Más fotitos

049 copia055070 copia 077 copia 081 090 copia 098 copia 099 copia copia 100 copia 104 copia

Anuncios
Categorías: Uncategorized | 13 comentarios

Navegador de artículos

13 pensamientos en “Sahara, crónica 9ª. El regreso.

  1. anónimo

    Hola,,pués a mi me ha gustado,,,me quedo con las ganas de ver el video de la polemica,,,
    A decir verdad, yo he bajado a Marruecos varias veces y siempre alejado de las rutas establecidas como turistas,,, he de reconocer que a veces he sentido desasosiego y un poco de miedo por sentirme tambien perseguido y acosado,,no precisamente por buscavidas que hacen de guía.
    A cambio he disfrutado de Marruecos en estado puro, de sus gentes ,de su cortesia,, de su hospitalidad,,, Me gusta mucho Marruecos,pero la última vez que fuí ,,no estábamos politicamente cerca(Isla perejil),,imaginate la de veces que me enseñaron la señal de la muerte con(Espaniol )y acontinuación el dedo indice sobre su cuello simulando una degollación,… La verdad era un poquito incomodo… Hay mucha pelusilla aún…

    • Hola,
      Como tú dices es una pena que por un lado goces de la hospitalidad y por otro quieran degollarte. La gente es buena en todos lados pero la política lo arruina todo.
      Saludos,

  2. Anónimo

    Para dar fiabilidad a un hecho hay que investigar un poco, Da usted como cierto unos hechos cuando hace años se conoce que se trata de un un Hoax:

    http://mangasverdes.es/2008/02/27/el-hoax-de-zp-y-el-mapa-expansionista-de-marruecos/

    http://zonaforo.meristation.com/foros/viewtopic.php?p=23386744

    Los aspirantes a lectores de su blog queremos leer hechos reales, por supuesto vistos desde el punto de vista del turista, pero sin insultar la inteligencia de los que más preparados, más viajados o más informados tienen unos conceptos claros sobre como se debe mover en zonas conflictivas. Allí la improvisación no existe y un error te puede costarnmuy caro. Y no hablo de dinero.

    Espero que poco a poco vaya mejorando éstos pequeños pero importantes detalles para que éste Blogg no se pierda entre las olas del proceloso mar de las publicaciones que no llegaron a buen puerto por haber equivicado el rumbo..

    Saludos y suerte.

    • Distinguido señor:

      A tenor de los enlaces sí que parece ser un fotomontaje. No obstante, es de todos conocidos las pretensiones del soberano marroquí para Ceuta, Melilla y Canarias. Así pues aquella crónica relativa a la historia reciente entre ambas naciones no se ve desvirtuada en absoluto.

      Pinchar para ver la entrada aquí

      Los “hechos reales” que cuento son absolutamente reales, tales como caídas, detenciones, etc. Otra cosa es la opinión histórica que tengo, que también es real, almenos en mi cabeza. Por ello no creo insultar la inteligencia de los más preparados que sin duda tienen otras web más acordes con temáticas históricas o políticas.

      Quisiera añadir que en este blog mío deseo relatar viajes en moto, sin más interés que pasarlo bien. Si escribí aquel breve repaso histórico es por la parte familiar que me corresponde. En ningún caso deseo adoctrinar y menos aun igualarme en erudicción de experto. Así el “rumbo marcado” es el de pasarlo bien en la moto y contarlo luego. Desde luego los motoristas que me leen, les pasa lo que a mí con estos temas políticos, ¡les dan igual!

      Lo que haré es poner ambas fotos en dicha crónica y así el lector tendrá la libertad para compararlas.

      Le agradezco las molestias tomadas y el respeto mostrado. Le ruego que si encuentra algo más que no se ajuste a la realidad, o cualquier cosa que desee comentar, pues que no dude en indicármelo.

      Sin otro particular reciba un cordial saludo, dandole las gracias por su valiosa aportación.

  3. Carlos Tirado

    Gracias por compartir tus experiencias

    • Denada, intento ser lo más sincero posible, y eso provoca reconocer que a veces meto la pata, como lo de la camarita.

      Saludos

  4. jorpan

    Pues a mi me ha gustado la historia. No creo que se haya inmiscuido en nada.

    Por cierto, de la avería de lo de los 35 grados…¿de q se trata?

    • Gracias por tus palabras de ánimo. De verdad que yo NO iba a meterme en follones políticos. Resulta que estoy recibiendo comentarios en esa línea, incluso de administradores de foros en los que me recomiendan que mantenga la boca cerrada (y las fotos y videos quitados). No sea que tenga problemas la próxima vez que baje.

      Y lo malo es que tienen razón. Y todo por la tontería de la camarita del casco.

      Saludos,

    • Todavía no lo se, porque no la he llevado a mirar. En cuanto sepa algo lo más seguro es que ponga una crónica. Por lo que me han dicho este modelo regula la gasolina para ahorrar en función del oxígeno del ambiente. Lo que no se es que tiene que ver eso con el calor. También dicen que hay una campaña de la BMW para reajustar el carburador porque está causando molestias en todos los modelos.
      Ya contaré.
      Saludos,

  5. Anónimo

    Pues sí, no veo que interés tiene ir por ahí fotografiando antenas e instalaciones militares, grabando controles de gendarmería o policía…viendo policías secretas. Y además de propina grabando un auto vídeo en lo alto de una torre-eso sí en medio de la nada-para decir en voz baja lo de: “Sahara español”.

    Por cierto, muy surrealista lo de “Sahara español”. ¿Que quieres? ¿Que vayamos otra vez a hacer el ridículo como en el 75? O es que querías decir: Sahara independiente…porque ya veo que Sahara marroquí no.

    Flaco favor haces a los que irán detrás con tus delirios peliculeros.

    De los comentarios deduzco un profundo desconocimiento de Marruecos.

    Norma nº 1 en Africa: No inmiscuirse jamás en la política de los países por los que se viaja.

    • Distinguido señor:

      No puedo estar conforme con usted en lo siguiente:

      1)Yo no tenía interés en las antenas militares. Lo que quería captar eran los fortines españoles. Fue un tema personal sin el menor afán político o militar. Lo que pasa es que no pude acercarme lo suficiente y por eso sale la panorámica con las antenas detrás, casi ni se ven. Lo hice sin mala intención. Además esos radares forman parte del skyline, osea todos los ven a diario con tan solo mirar por la ventana. Lo que ocurrió que allí detenido en el control, esa toma podría comprometerme. Esos fortines semi derruidos carecen de interés militar y no creo que ningún juez me condenase por espía. Fuera del control todo adopta el verdadero sentido de ser, que no es más que un tema carente de intromisión. De modo que el interés que tenía, y sigo teniendo, en sus radares o política es cero.

      2) Lo de la policía secreta, era lo que a mí me parecía. En todo caso él se acercó a mí, es algo que no se puede evitar. Además le corté lo antes posible.

      3) Tampoco me entrometo en los asuntos políticos, yo no iba a eso, ni mucho menos. Pero pasó lo que pasó por lo de la camarita del casco y fue como si ellos me quisiesen meter en su coyuntura. Tanto unos como otros.

      4) Ni le veo fundadento el perjudicar a otros que bajen. Estoy seguro que mientras escribo esto hay algún español subiendo droga o bajando armas, o trapicheando con pateras o un pesquero faenando donde no debe, o fotografiando mujeres o subido en velocidad. Tampoco ellos se quedan cortos como por ejemplo presentar mapas a Zapatero en visita oficial con Ceuta, Melilla, Canarias y Andalucia marroquí. Vamos que no voy a provocar un incidente internacional más de lo que ya está el asunto. Más bien ayudo a los próximos con mis crónicas sinceras.

      En cambio le doy la razón en lo siguiente:

      1) Grabar el control fue una estupidez. Con fotos militares o sin ellas. Se me ocurrió sin pensarlo, a pocos metros y un segundo más tarde ya estaba grabando. Aunque por otro lado son ellos los que se ponen allí en medio, yo no voy a buscarlos. Tampoco creo ser el primero ni el último que se le “olvide” apagar la cámara del casco. Tenga en cuenta que no hay que hacer fuerza para grabar, ya que se acciona y ella solita sigue en la dirección de la mirada. Esto tienen que entenderlo ellos. Como asi hicieron.

      2) Lo del Sahara español es otra bobada por mi parte. Naturalmente que entiendo de política y se que las cosas no van por ahí. Lo que pasa es que se me ocurrió de repente mientras hablaba sin pensar lo que decía. Si lo puse en la crónica era para que el lector viese como de una tontería infantiloide puede llegar ser algo serio en un control posterior. En ningún caso reveindico nada.

      De todas formas ese video es tan tonto y tan chorra que me averguenzo de ello y ya lo he quitado. Ello a raíz de su comentario.

      Y ya sin más me despido de usted, no sin antes agradecerle el comentario. El cual me ha permitido en estas líneas expresarme con más claridad acerca de mi neutral postura política así como fijar más acertadamente lo que quise expresar en mi crónica.

      Le agradezco el respeto mostrado, sin otro particular reciba un saludo.

  6. Anónimo

    Olá

    Obrigado por compartires tu viage y experiencias con nosotros.

    Obrigado pelo relato y por las bonitas fotos.

    Lo positivo de la situacion, es que, quando bajes otra vez a Marrocos ya
    tendras una gran foto tuya en la frontera… como una estrella de Rock..jjajajajajajaja

    Saúde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: