Sahara. Crónica 5ª. El policía corrupto.

145 copiaCirculando en moto por Marruecos muchos vehículos te hacen luces, porque creen que te has dejado las tuyas puestas. Mi modelo además imposibilita quitar las cortas. Pero esta vez no me avisaron de eso, sino de un radar venidero. Por ello no aflojé cuando aquel niñato vestido de uniforme de la “Gendarmerie Royale” me apuntó con su máquina de hacer dinero…

El otro policía lucía galones y era el jefe. Indicó que parase al borde. Puede que solo me pidieran el pasaporte, como tantas veces. Tenían dos BMW RT 1200 nuevecitas. El gendarme me habló en árabe y luego en francés. Siempre muy sonriente como colegas de toda la vida. No le entendía. Aprovechó el polvo de la maleta para dibujar un 96 y un 60. O sea que iba a 96 km/h, en un tramo de 60. Intenté engañarle con que circulaba pegado a otro vehículo que me precedía. Puede que en la foto se viera su esquinita también y así excusarme en que el aparato pudo captarlo a él. El tío que nada. Luego que si era posible rebasar el límite para adelantar. El tío que nada. Que le hablase en su idioma que de inglés ni papa. Acababa de irse un vehículo recién extorsionado y ya había parado a unos franceses. Su actitud era informal, lejos de la marcialidad castrense de los mascachapas españoles. Me enseñó la foto del niñato y efectivamente me habían cazado. Agotadas las posibilidades le pregunté cuánto. Tenía el reglamento de circulación marroquí fotocopiado. Como si fuese el Corán, palabra sagrada de policía corrupto. En la cartulina que lo guardaba había escrito él mismo en bolígrafo, la escala de multas y velocidades. Vamos que se los había inventado él o de lo contrario estaría en el reglamento mecanografiado. Me dijo que de tal a tal eran 700 dh (70€). No me lo creí.

091 copiaEn España rebasar tan poco son 50 € sin quitar puntos. Siendo los precios más baratos, era imposible. Podría haber insistido en que me mostrase el reglamento y no su escala manuscrita. O que no se veía la matrícula. O que viniese su superior. O apuntar su número de agente que para eso luce. Como que estaba a tiempo de estas razones, le dije que no llevaba tal cantidad de dinero. (mentira cochina). Entonces me soltó que como éramos ambos motoristas me lo dejaba en 20 €. Que era un favor muy grande por ser del gremio… Eso decía al tiempo que me daba una sonora palmada en la espalda que me salió hasta polvo de los oídos. Yo sonrisa por fuera y asqueado por dentro.¿Cómo se puede ser coleguita de alguien al tiempo que le sacas dinero? Qué tio más falso.

Me pareció que veinte eurillos no merecían discutir más. A lo mejor acababa durmiendo en un calabozo, a la postre Marruecos es una dictadura. Aun Españistán son tres días en comisaría hasta disposición judicial. Imagínate en Marruecos. Lo mismo el juez me saca quinientos.

Le di los 200 dh y él metióselos en su bolsillo del pantalón disimulando, mirándome a la cara, como el que habla de cualquier cosa. Como el que se guarda una papelina de coca. Risueño y mostrando sus dientes blancos. Me dieron ganas de pedirle un recibo, pero sabía que me diría que entonces 700 dh.

Estaba claro que ese dinero no iba a las arcas de Don Mohamed VI. Ni a los muchos pobres niños marroquís harapientos. Con tanta corrupción no me extraña que el país no tire.

De mayor quiero ser policía de tráfico marroquí. Si sopla 20 € de par en par en aquella solana polvorienta, descontando lo que el niñato se lleva, le queda muy buen jornal al hijo puta ese.

Más fotitos:

063008 copia037092 copia089144 copia

Anuncios
Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: